<link rel="stylesheet" href="//fonts.googleapis.com/css?family=Lato%3Aregular%2C700%2C400%2C700%7CDancing+Script%3Aregular%2Cdefault">Cómo saber la dirección MAC en Android en pocos pasos

Cómo saber la dirección MAC en Android

Para muchos usuarios, es posible que la dirección MAC sea todo un desconocido. Pero la realidad es que esta dirección se trata de un identificador único para un dispositivo de red. Y aunque es cierto que hay formas de cambiar esta, la idea es que nos sirva como una forma sencilla de identificar nuestra conexión. Una forma de saber cuándo es seguro conectarse. De este modo, también podrás saber cuándo permitir o denegar acceso a la red Wi-Fi a algunos dispositivos. Por ello, te mostramos cómo puedes saber la dirección MAC en Android.

Por suerte, en los dispositivos Android cada tipo de conexión cuenta con su propio identificador. Algo realmente interesante, sobre todo al saber que la conexión Wi-Fi y Bluetooth tiene su propia dirección MAC. Por ello, es importante saber cómo acceder a esta información desde nuestro dispositivo Android. Y te mostramos cómo poder tener esto bajo control para que nada se te resista a partir de ahora.

cellular-368637_1920-450x299

Dónde encontrar la dirección MAC en Android

La realidad es que consultar esta información es algo realmente sencillo. Incluso llegando a ser uno de esos datos que muchos podían encontrar en el compartimento de la batería. Pero ahora os mostramos cómo acceder a esta desde el propio móvil, sin necesidad de abrirlo.

  1. Lo primero que tienes que hacer es abrir “Ajustes”.
  2. A continuación dirígete a “Información del teléfono”.
  3. Desciende entre las opciones hasta encontrar “Estado”.
  4. Aquí encontrarás la dirección MAC de tu teléfono.

Por supuesto, aunque puedes cambiar esta, lo mejor es que la dejes como está. De este modo, siempre tendrás la seguridad de que esta es la dirección para poder conectarte al Wi-Fi. Y es que, incluso, de cambiarla y ya tener configurada la dirección en tu módem puedes encontrarte una sorpresa. Como la imposibilidad de conectarte a tu propio Wi-Fi.