Cómo ahorrar batería configurando las aplicaciones en espera

Es posible que, con el paso del tiempo, te hayas encontrado que tu móvil pierde cada vez más la batería. Que comparando en el tiempo, la batería de tu teléfono parezca cada vez más ausente. Y esto es posible que venga relacionado con las aplicaciones que tienes instaladas. Pero gracias a la llegada de Android 9 Pie, se ha presentado un nuevo sistema de ahorro energético que, en este lugar, se da a conocer como Aplicaciones en espera. ¿Quieres aprender a ahorrar batería configurando las aplicaciones en espera? A continuación te mostramos los pasos a seguir.

Por supuesto, para que no sea tan caótico el cambio para ti, te explicamos donde puedes encontrar todas sus opciones. El motivo es que se trata de una función que está bastante oculta. Aunque los pasos a realizar son realmente sencillos de realizar. Un paso a paso que será una auténtica solución para ese problema con la batería. Y que te sacará de más un aprieto.

electronics-1851218_1920-450x300

Paso a paso para ahorrar batería configurando las aplicaciones en espera

Lamentablemente, antes de empezar, te indicamos que esta opción por el momento se encuentra dentro de las opciones de desarrollador. Para poder activar estas, tendrás que pulsar siete veces sobre el número de compilación de tu smartphone. Este se encuentra en el apartado de “información del teléfono”.

A partir de este momento aparecerán las opciones de activar las Aplicaciones en espera. Una opción que estará presente dentro de “Sistema”. Aquí comienza la odisea y es que tendrás que bajar entre la lista hasta encontrar el subapartado de “Aplicaciones”.

En este apartado se te presentará la opción de “Aplicaciones en espera” donde tendrás que pulsar. Por supuesto, estos contarán con cinco opciones diferentes. Cuanto más profundo, más efectivo. A continuación te los presentamos para que elijas la mejor opción para ti.

Las variadas opciones dentro de Aplicaciones en espera

  • Modo activo: en esta se incluyen las aplicaciones que se encuentran en uso o que se han usado recientemente para no tener restricciones.
  • Conjunto de tareas: se incluyen las aplicaciones que se usan de forma habitual. Tienen restricciones leves, enfocándose sobre todo a la capacidad de activar alarmas.
  • Frecuente: aplicaciones que se usan con frecuencia pero que no se usan de forma diaria. Cuentan con limitaciones más fuertes, entre las que se incluye limitar las notificaciones.
  • Poco frecuente: aquí se incluirán las aplicaciones que no se usan con frecuencia. Estas aplicaciones tendrán limitaciones algo mayores, entre las cuales se encuentra la capacidad para conectarse a internet.
  • Nunca: en esta se incluyen límites bastante agresivos para las aplicaciones.

Anterior »
Siguiente »