Cómo cambiar de formato un vídeo usando VLC gratis

Vlmc-icon-300x300

Cómo cambiar de formato un vídeo usando VLC gratis

Cómo cambiar de formato un vídeo usando VLC gratis

VLC es uno de los reproductores de vídeo y audio más utilizados hoy en día. A ser una opción de calidad y gratuita, se encuentra instalado en muchos ordenadores o móviles. Sin embargo, pese a su apariencia de herramienta sencilla, en el fondo se esconde mucho más. Tendemos a menospreciar las capacidades de VLC… Cuando ya hemos visto que sirve para ver, por ejemplo, películas a 4K. En muchos sentidos es una herramienta más completa que cualquier otro programa de pago. En este caso puedes cambiar de formato un vídeo usando VLC. No será necesario recurrir a herramientas externas y/o costosas.

Cuando surge la necesidad de convertir AVI a MP4, por ejemplo, siempre pensamos en herramientas complicadas. Desde páginas webs cuya procedencia es sospechosa, hasta programas de pago. Incluso algunos enterados puede llegar a recomendar programas de cientos de euros, cuya licencia es para profesionales. De forma sencilla y cómoda puedes cambiar de formato un vídeo usando VLC.

Sin-título-450x288

Cómo cambiar de formato un vídeo usando VLC

El problema de VLC es que muchas de sus funciones interesantes están ocultas. Detrás de esa interfaz de menús poco atractivos, se esconden funcionalidades como la de cambiar de formato un vídeo usando VLC. Los pasos son muy sencillos, es más, es bastante más rápido que muchos programas de pago. Atento:

222-1-450x287

  1. Abre el VLC en tu ordenador.
  2. En el menú de medio, pulsa “convertir“.
  3. Se abrirá una ventana en donde tendremos que añadir el archivo a convertir. Selecciónalo.
  4. Una vez añadido, pulsa en el botón inferior de “convertir” sin miedo. Aún se abrirá una nueva ventana en donde hacer algunas selecciones.
  5. En esta ventana verás la dirección del archivo en tu ordenador.
  6. Puedes seleccionar en un desplegable el formato deseado, con diferentes codecs. Desde MP4 hasta WMV, MP3, etc.
  7. Pulsa en el botón “explorar” de la parte inferior para elegir el destino en donde se guardará el nuevo archivo.
  8. Por último, en el botón “iniciar” puedes dar comienzo al proceso.
  9. En el proceso si desplegamos la pestaña “mostrar más opciones“, podremos elegir que se inicia un segundo concreto.

Ya está, ya podemos convertir nuestro vídeo a otro formato más conocido y habitual. Lo hemos hecho en segundos y sin pagar un céntimo. Es más, entre algunas opciones extra y muy utilizadas por los usuarios de la herramienta… Está la de poder añadir un archivo de subtítulos y, al convertir, integrarlos.