El truco para solucionar la mayoría de errores en los teléfonos

apagar-o-reiniciar-pc-300x300

El truco para solucionar la mayoría de errores en los teléfonos

El truco para solucionar la mayoría de errores en los teléfonos

Lo cierto es que este sencillo truco soluciona errores en los teléfonos y en cualquier dispositivo. Es lo primero que te dice el servicio técnico cuando llamas, lo primero que te obligan a hacer. Ya sea porque tu ordenador funciona mal, tu router está lento o tu móvil se bloquea. ¿Has reiniciado el dispositivo?

Sí, el truco para solucionar la mayoría de errores en los teléfonos es reiniciarlos. Aunque pueda parecer una excusa del servicio técnico para sacarte de encima cuanto antes, no lo es- Reiniciar los dispositivos informáticos de vez en cuando es bueno. Garantizas que el dispositivo funcione mejor, y te explicamos el motivo de por qué siempre funciona. Por qué este método es realmente útil y debe ser lo primero que debes probar.

Reiniciar los dispositivos para arreglar, por ejemplo, errores en los teléfonos funciona si comprendemos cómo funcionan. Vamos a explicar cómo funciona un móvil o un ordenador.

Errores en los teléfonos: ¿por qué reiniciarlos?

Screenshot_2018-07-30-20-14-27-731_com.miui_.home_-253x450

Lo encendemos y lo primero que hacemos es abrir Internet para ver la prensa. Abrimos programas de mensajería para comprobar si tenemos mensajes, lo cerramos. Abrimos la última aplicación exitosa del mercado para jugar 5 minutos, la cerramos. Vemos algo en la calle que nos gusta y le sacamos una foto, y minimizamos la cámara. Abrimos, cerramos, abrimos, cerramos, etc. Así durante todo el día, a veces cada hora, y muchas veces durante días seguidos. Si lo pensamos con detenimiento… es una locura. Y los dispositivos tienen un límite.

Por otra parte, el sistema tiene programas que se ejecutan automáticamente. Lo que muchos no sabemos es que todo lo que hacemos o hace nuestro sistema automáticamente, deja un rastro. Normalmente este rastro son micro-procesos ejecutándose en segundo plano, muchos de los cuales no se cierran junto a la aplicación, y siguen funcionando sin servicio. Estos procesos que no vemos consumen recursos del móvil o del PC. Consumen recursos de la CPU, de la memoria RAM o de la GPU.

Cuando llevamos varios días así, el móvil o el ordenador comienza a funcionar mal. A saber: un sistema más lento de lo normal, programas que ya no se abren, mensajes de error en la pantalla, pantallas congeladas, etc. Cuando reiniciamos los procesos en segundo plano se cortan cuando la energía ya no llega. Cuando se vuelve a encender, no hay procesos en segundo plano consumiendo recursos, empezamos desde cero.